dimarts, 14 de maig de 2013

18M







Les escoles Vilamagore, Sant Baldiri, Can Montllor, El Castell i Gil Cristià són les nostres escoles. Les escoles que vam triar per als nostres fills. Escoles públiques i de qualitat.
Volem que continuïn essent les nostres escoles.

Des d'un despatx van decidir fer retallades. Van decidir que un dels departaments on es podien estalviar més diners era el d'Ensenyament.
Per això van reduir sous, van augmentar les ràtios, van decidir no cobrir baixes...
I, finalment, van decidir tancar algunes escoles. Les nostres escoles.

Des que vam saber aquesta decisió, hem estat lluitant. Hem intentat parlar amb els ajuntaments, amb els nostres representants al parlament, amb la consellera.
Fins ara només hem obtingut negatives, evasives i paraules buides. Cap compromís ferm.

Però no volem deixar de lluitar, perquè ens volen tancar l'escola. Nosaltres tenim l'obligació de defensar-la, perquè no hi estem d'acord:
  • No estem d'acord amb un govern que tracta l'educació dels nostres fills i filles amb criteris únicament econòmics.
  • No estem d'acord amb un govern que presumeix de democràcia però no fa cas de les mocions i les propostes de resolució aprovades pel Parlament de Catalunya.
  • No estem d'acord amb una decisió presa sense comptar en cap moment amb els
    membres de la comunitat educativa.
  • No estem d'acord amb el tancament de la nostra escola.
    No al tancament de Vilamagore de Sant Pere de Vilamajor! No al tancament de Sant Baldiri de Lliçà d'Amunt!
    No al tancament de
    Can Montllor de Terrassa!
    No al tancament de
    El Castell de Tona!
    No al tancament de Gil Cristià de Selva del Camp! Cap escola es tanca!

Plataforma "Cap escola es tanca", 18 de maig de 2013 

dimecres, 8 de maig de 2013

Que haces mañana?





Desde el respeto absoluto:

Hay padres y profesores que no están de acuerdo con hacer huelga en educación, argumentando que los únicos perjudicados son los niñ@s, puesto que perder un día de clase  perjudica su ciclo educativo.

Pues nos gustaría dejar una reflexión para tod@s aquell@s que opinen igual, perjuicio es compartir clase y tut@r  con 29 niñ@s en un aula, no poder recibir la atención necesaria por falta de personal, que un@s niños tengan que desplazarse 30km cada día ida y vuelta para poder recibir formación precaria, que se cierren escuelas y se abran camiserías , que los centros escolares estén en condiciones lamentables, que niñ@s se queden si realizar excursiones o talleres escolares porque sus familias no lo pueden pagar, que se quiten las becas de comedor, se retire el transporte escolar en zonas rurales….. y así… suma y sigue.

Todos los centros escolares disponen de tres días de fiesta a disposición del centro, algo totalmente normal, como cualquier otro trabajador por convenio, esos tres días nuestros hij@s tampoco asisten a clase, 10 días en semana santa, casi 90 días en verano, 20 días en navidad….

Invertir un día en vaciar las aulas  tod@s juntos, padres, madres, alumnos y personal educativo, es una manera de reivindicar una educación pública de calidad y digna.

dimarts, 7 de maig de 2013

Ni LOMCE, Ni LEC, Ni RETALLADES

Que le espera a nuestr@s hij@s?


Imagen: Jaimie Duplass. Fuente: PhotoXpress.
Imagen: Jaimie Duplass. Fuente: PhotoXpress.
Con fecha 5 de febrero de 2013, y firmado por el Subdirector General de Inspección Educativa, ha llegado a los centros de Educación Infantil y Primaria de Madrid un documento en el que se comunica la última idea "creativa" de la Consejería de Educación en la que, de nuevo, confunde calidad educativa con control de adquisición de conocimientos da igual en qué momento y en qué etapa educativa. 

A la fiebre por las reválidas y los exámenes "etiquetadores" ahora se le ha ocurrido realizar "una evaluación externa para comprobar los aprendizajes de los alumnos de cinco años en los aspectos relacionados con la lectura, la escritura, la numeración 
y el cálculo." 

Aducen que no se trata de una evaluación individual sino de "una valoración general del sistema" afirmada en los "resultados globales de los centros".

El documento que circula sobre esta evaluación externa que se va a realizar a los niños —supongo que también a las niñas— de 5 años, habla de "supervisión de la propuesta pedagógica" con el objetivo de conocer el grado de aprendizaje que alcanzan los niños —e insisto, supongo que también las niñas—, de esta etapa. 

Mis dudas y preocupación surgen cuando compruebo que se refieren sólo a evaluar aspectos relacionados con lectura, escritura, cálculo y numeración, como si la propuesta pedagógica de esta etapa se limitase tan solo a estos aspectos. 

Nos describen la prueba (examen de toda la vida de Dios, uno de lengua y otro de matemáticas). Y es a partir de este planteamiento cuando me asusto definitivamente. 

Esta "evaluación" solo contempla resultados, sin tener en cuenta los procesos, que en esta etapa son lo que verdaderamente importa, ya que responden a una etapa evolutiva con características propias y basada en la globalidad. 

Niños y niñas de cinco años 'titulados' 

La evaluación, tal y como está planteada, parece que respondiera más a una etapa "terminal" que proporcione un título o certificado, que a una etapa fundamental y con identidad propia que permite, en muchas ocasiones, detectar dificultades y atenderlas, prevenir las diferencias ocasionadas por los distintos orígenes y posibilitar el desarrollo individual al máximo de las posibilidades de cada niño o niña, cumpliendo, de esa manera una de las funciones más importantes de la escolarización temprana: la equidad social. 

Los resultados que dará, inevitablemente van a ser sesgados, reduccionistas y subjetivos porque no pueden reflejar desde ese planteamiento, la diversidad del alumnado, sus capacidades reales, sus diferentes estilos de aprendizaje. 

Va a evaluar (examinar) con unas pruebas referidas a conocimientos, obviando que no todo el alumnado aprende de la misma manera, que los ritmos en estas edades varían mucho entre unos y otros. 

Restar horas al juego 

Me preocupa porque si se obtienen malos resultados ¿qué harán? ¿Pondrán más horas de matemáticas y de lengua a costa de restar horas de juego (el elemento por el que más aprenden en esta etapa) o de música, o de plástica, o de psicomotricidad? 

¿Evaluarán con el mismo procedimiento a niños y niñas de un curso en el que la diferencia de edad puede ser de 11 meses y 30 días, con lo que en esta etapa eso representa a nivel madurativo? 

¿Evaluarán con el mismo procedimiento al alumnado que tiene otra lengua en su familia (con lo supone de carga afectiva)? ¿Medirán de la misma forma los resultados obtenidos por aquel alumnado que se incorpora en el tercer curso del segundo ciclo de Educación Infantil, que a aquel que se incorporó a los 3 años? ¿Se tendrán en cuenta los contextos familiares, sociales y económicos? 

¿Es una penalización a los escolarizados? ¿Qué pasa con los otros niños y niñas de 5 años? Es un agravio comparativo, previo al comienzo de la escolaridad.

Abandono de la formación integral 

Son parte de las muchas dudas que me asaltan y que me producen verdadero miedo por las conclusiones a las que se pueda llegar desde la administración, que traduzca los resultados en un nuevo currículo exclusivamente academicista que abandone la formación integral y la metodología que corresponde a una etapa con identidad propia. 

La Educación Infantil debe tener la consideración de la especificidad de la etapa. La plasticidad del sistema nervioso, demostrada por estudios científicos neurológicos, permite afirmar que hay aspectos del desarrollo que se producen en esta etapa, que condicionan el futuro afectivo, intelectual y social de los seres humanos. 

Quizá sería mucho más enriquecedor y apropiado realizar una investigación en serio acerca de la situación de esta etapa en la que pudiesen participar expertos, familias y profesorado y recoger sus resultados en una Ley educativa que reconociese la educación infantil, los 0-6 primeros años de vida, como una etapa educativa y no meramente asistencial, porque si es asistencial, ¿cómo se puede hablar de medir los conocimientos matemáticos y lingüísticos? 

La etapa 0-6, al dividirse en 0-3 y 3-6 e impartirse en ámbitos diferentes, ha roto la globalidad y la consideración de algo completo y con características propias. Ha convertido el primer ciclo, al que está atacando con la amenaza permanente de cierre de las Escuelas Infantiles, en algo meramente asistencial, y el segundo en algo cada vez más "pre" y menos propio, negándole el carácter educativo indiscutible, haciendo que los niños y niñas de 4 y 5 años, cada vez estén más presionados con fichas ridículas que nada tienen que ver con sus necesidades reales, cuyo único objetivo es que lean y escriban, que cuenten, sumen y resten, no importa si saben lo 
que hacen, no importa si su madurez se lo permite, lo importante es academizarlos para que "rindan" cuanto antes mejor. 

Y todo esto a costa de restarles todas las actividades lúdicas imprescindibles para su buen desarrollo, la música, la plástica o cualquier área que permita desarrollar su capacidad creativa, de construcción de hipótesis, de experimentación, de desarrollo 
de lenguaje… 

Defender una etapa esencial del desarrollo 

Me atrevo a decir que habría que defender la etapa con un absoluto convencimiento de su importancia, algo que fue un logro y un maravilloso avance no puede perderse como se está perdiendo. 

Poco después, la Comunidad de Madrid dice que lo que se ha publicado en la prensa debe ser "idea de algún director" y Alicia Delibes (Viceconsejera de Educación) confirma que se va a realizar por parte de la Inspección Educativa "la supervisión de la propuesta pedagógica del segundo ciclo de infantil en unos 25 centros establecida en el Plan de Inspección." 

La realidad es que el planteamiento de la prueba no es lo grave, es la tapadera del objetivo final: destrozar la etapa MÁS IMPORTANTE del desarrollo de un ser humano. 

No es suficiente que hayan retirado la primera propuesta (de la LOMCE ) porque sigue estando en cuestión la etapa y sus objetivos y fines y eso es algo que nos debería preocupar mucho si verdaderamente nos creemos la importancia de la Educación como herramienta de construcción de una sociedad libre y equitativa. 


Pilar Casabuena Benavente es maestra de Educación Infantil y socia de Ciudadan@s por la Educación PúblicaArtículo originalmente publicadoen la web de dicha Asociación. Se reproduce con autorización.